Transferencia de Tecnología

Para la mayoría de las universidades y centros de investigación, la transferencia tecnológica se define, según la Association of University Technology Managers (AUTM), como el proceso de transferir de una organización a otra los descubrimientos científicos, con el fin de promover el desarrollo y la comercialización.

Esta transferencia se lleva a cabo por lo general a través de la firma de acuerdos (o contratos) de concesión de licencias entre las universidades y las empresas privadas o entidades comerciales de capital público.

En los acuerdos de licencia, la universidad o el centro de investigación concede el permiso o licencia para utilizar la propiedad intelectual de una tecnología de nueva creación a un licenciatario del sector privado o a una “empresa derivada” a cambio de regalías u otro tipo de retribuciones.

Los derechos de propiedad intelectual permiten a las universidades ser titulares de los resultados de sus investigaciones y controlar el uso de los mismos y, por tanto, en este sentido, son el fundamento de la transferencia de tecnología.

La transferencia tecnológica es recíproca, y el centro de investigación y el licenciatario intercambian y desarrollan tecnologías en colaboración.